Origen del Waterpolo    


Existe poca documentación acerca de los origenes del Waterpolo. Sin embargo, se sabe que el deporte se originó en los ríos y lagos de la Inglaterra de mediados del siglo XIX como una versión acuática del rugby. En los primeros partidos se utilizaron balones de goma inflados importados de la India conocidos como "pulu" (palabra india que asignifica pelota). Los Ingleses pronunciaban "polo" entonces el deporte se convirtió en el Water-polo. El juego se caracterizaba por su dureza y brusquedad, dominando la fuerza bruta sobre la técnica. 

En 1870, con la intención de atraer más espectadores a las exhibiciones de natación, la Asociación de Natación de Londres desarrolló una serie de reglas de Waterpolo para las piletas cubiertas.

Al principio, los jugadores convertían el gol apoyando el balón con ambas manos al final de la pileta. La picardía favorita de los jugadores era meterse el balón dentro del traje de baño y sumergirse bajo el agua sucia para aparecer de nuevo lo más cerca posible de la zona de gol. Si el jugador salía muy cerca de la zona de gol, el arquero, quién podía estar en el borde de la pileta, saltaba rápidamente sobre él. Los partidos era a menudo nada más que un grupo de peleas mientras que los jugadores ignoraban el balón y preferian las luchas bajo el agua que usualmente terminaban con un hombre flotando en inconsciente en la superficie.

Los Escoces introdujeron modificaciones en el juego que cambiaron la naturaleza del waterpolo en  un deporte que hacía enfasis en el nado, velocidad los pases. Las reglas escocesas llevaron a este deporte de una variante del Rugby a estilo de juego como el del Futbol. Los arcos se convirtieron en cajas y el gol ser convertido lanzando el balón. Los jugadores podían ser marcados sólo cuando tuvieran posesión del balón y éste no podía meterse más debajo del agua. La pequeña bola de goma fue reemplazada por una de pelota de cuero de Futbol.

Fortaleza, corpulencia y potencia de tiro eran las mejores armas del jugador, cuyo mejor exponente era la figura de la época, el inglés Paul Radmilovic. Los británicos, iniciadores y primeros maestros, se hicieron con los titulos olímpicos  de los años 1908, 1912 y 1920. Recién en 1924, Francia la anfitriona de los Juegos Olimpicos de ese año, se proclamo campeona olímpica desbancando por primera vez de su pedestal al equipo inglés. En esos mismos juegos hizo su aparición la selección de Hungría la cual más adelante desempeñaría muy buenos papeles (ver cuadro). No solo eso sino que  serían también los encargados de introducir el concepto de movilidad en el juego. Esto provocó la paulatina desaparición del juego estático basado en la fuerza, en beneficio de un juego más cerebral y técnico pero de gran belleza y espectacularidad.

La 2da Guerra Mundial representó un duro golpe para el waterpolo. Su recuperación fue difícil, pués los efectos del conflicto se hicieron sentir más que en otros deportes.

A partir de 1950, con la reglamentación introducida , todos los waterpolistas se vieron forzados a ser buenos nadadores, al permitirse el libre movimiento en los momentos de juego parado.

Esta página se encuentra en construcción